Sorpresa a mi abuelita

Otros

Sandra

13/12/2016
3.500

Me llamo Sandra y tengo 19 años. Para explicaros el por qué de mi proyecto os tengo que contar un poco sobre mí. 

Nací en Orihuela y siempre he vivido con mi madre, mi abuelita y mi abuelito. Mi madre me tuvo muy joven y el que era mi padre no quiso ni ha querido saber nada de mi en estos 19 años que llevo de vida, por lo tanto mis abuelos siempre han significado mucho para mí, se podría decir que eran mis padres. En mi familia han habido muchos problemas y no nos han sido nada fáciles las cosas. Mi abuela siempre ha estado ahí, ella llevaba la casa mientras trabajaba, me cuidaba a mi mientras mi madre estudiaba y literalmente cuidaba a mi abuelo ya que él no podía hacer mucho tampoco. Es decir, ella siempre ha estado para los suyos, siempre da todo lo que tiene y más, pero nunca se para a pensar en ella ni se cuida ella misma como se merece. Lo ha dado todo siempre por mi y quiero darle yo algo que sé que se llevará siempre consigo misma. Su sueño siempre ha sido viajar a Egipto, le apasiona todo lo relacionado con ese tema, no sé ni cuántos libros habrá leído ni cuántos documentales habrá visto. No hay ni un día que la vea que me cuente alguna cosa sobre Egipto. Ella quería estudiar para ser arqueóloga pero dadas sus circunstancias en esos momentos no pudo, tenía 7 hermanas y enia que cuidar tanto de ellas como de su casa. 

A los 19 años empezó a trabajar en la empresa de Renault como recepcionista y hasta hace un año seguía allí. Mi madre se casó y nos fuimos de Orihuela, mi abuela perdió el trabajo y al poco tiempo, justo en el día de cumpleaños falleció mi abuelo. Fue una mala época, nadie se lo esperaba y mi abuelita se quedó muy hundida. A los dos meses de esto falleció su madre; mi bisabuela, quien ya era viuda. Aquí se juntó todo y para mi abuelita su vida perdió todo el sentido ya que esta giraba alrededor de 4 personas, dos de las cuales ya no estaban y las otras dos que somos mi madre y yo ya no estábamos todos los días con ella como antes. Ahora ya todo está más calmado, mi madre y yo le damos todo el apoyo que sabemos darle. Es por todo esto que me gustaría hacerle un regalo como nunca nadie se lo ha hecho y pido esta beca para un día llegar y poder sorprenderla con un sobre que contenga 3 billetes hacia Egipto. Sé que para mi abuelita poder viajar con su hija y con su nieta al lugar donde siempre ha soñado, no sería un simple viaje, significaría mucho para ella y sería una experiencia que jamás olvidaría, y sería el mayor regalo que podría tener.  Como ya he dicho y lo repito porque es verdad ella es una bellísima persona que lo da todo por los demás por eso pienso que es hora de que se mime ella un poco y hacerle este regalo sería la mejor experiencia de su vida y posiblemente de mi madre y la mia también. 

A todo el equipo de Bifrutas os agradezco mucho esta oportunidad que dais a gente como yo de poder hacer realidad los sueños de algunas personas. 

Un saludo.

APORTACIÓN A LA SOCIEDAD

Sinceramente pienso que mi proyecto no es como otros que he leído que pueden ser para un grupo, para una campaña, para algo más relacionado con la sociedad digamos. Por esa parte podría decir que el mío es más egoísta ya que sólo pienso en mí y en los míos pero como ya he explicado todo tiene un por qué, no me lo tomo como un capricho sino como un regalo a una de las personas que siempre lo ha dado todo por mi. Pero con este proyecto quiero dejar bien claro y darle la importancia que tiene a la familia y a los que te quieren. Hoy en día y cada vez más no se aprecia tanto lo que tenemos, los que nos rodean y nos quieren. ¿Por qué se han quedado atrás las costumbres de reunir a la familia los domingos? Ahora, y hablo sobretodo por la juventud de hoy en día, preferimos salir a tomar unas cervezas un domingo que es lo mismo que llevamos haciendo durante todo el fin de semana incluso durante la semana, que ir a pasar un rato con las personas que siempre han dado todo lo que han tenido por hacerte feliz y que aunque tu no se lo devuelvas ellos lo van a seguir haciendo hasta el último de sus días. Quiero que la gente sea consciente de lo que nuestros padres, abuelos, tíos o incluso amigos hacen por nosotros y que leyendo mi historia sean capaces de abrir un poco los ojos y ver la realidad, que se sientan en parte identificados conmigo y que dejemos de ser tan egoístas y nos paremos un segundo a pensar en los demás, en qué podríamos hacer para hacerles felices al igual que ellos hacen por nosotros.