Leche para bebés refugiados saharauis

Social/Medio Ambiente

Rocio

16/09/2016
5.000

A pesar de que se hacen varias recogidas de alimentos al año para los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, es poca parte de la población la que se acuerda de los bebés. Aquellos que carecen de pañales y de otros productos esenciales para su crecimiento sano como son los potitos, y sobre todo, la leche. Aquellos niños que crecen entre arenas y piedras y duermen en el suelo entre el aroma de lo más preciado; la melhfa de su madre (ropa típica de la mujer saharaui).

Son ya 40 años los que el pueblo saharaui lleva sufriendo en sus propias carnes el calor y  las duras circunstancias de la hamada argelina, un territorio afectado por la sequía y en el que nadie quiere vivir por las duras condiciones de vida. Pero por desgracia los saharauis aún esperan que se haga justicia por su pueblo.

Es por eso que mi amiga Cristina y yo, Rocío, queremos contribuir a satisfacer las necesidades de los más pequeños, los bebés, las víctimas de todo esto y los que desgraciadamente se llevan la peor parte. Este pueblo lleva viviendo muchos años de la ayuda humanitaria, pero la población se limita a enviar legumbres entre otros productos, al ser los productos de primera necesidad para bebés los más caros, y obviamente los que menos llegan. A pesar de todo, los pocos productos que pueden enviarse para bebés o niños pequeños son retenidos en la aduana y nunca llegan a su destino.

A Cristina y a mí, como hermanas de acogida de niños saharauis y como comprometidas con la causa, nos gustaría emprender un viaje a los campamentos de refugiados en el que seamos nosotras mismas las que llevemos estos productos a las familias y tener la seguridad de que llegan directamente a los más pequeños. 

La beca sería invertida en pagar nuestro billete de avión para que nos sea posible ir (serían 450 euros cada billete y somos dos personas) y el resto irá destinado  de manera íntegra a la ayuda humanitaria, como puede ser la leche, los potitos o los pañales. También nos gustaría comprar cosas tan necesarias como son cunas para que los bebés no estén constantemente tumbados sobre el suelo, camas y almohadas para los niños, y colaborar con el dispensario en llevar compresas para las mujeres y medicamentos, tanto para bebés y niños como si nos es posible también para adultos, ya que todos tenemos derecho a tener medicamentos para los dolores o para cualquier padecimiento. 

Ayúdanos a hacer realidad nuestro sueño y a colaborar con los más inocentes, los bebés, el futuro del pueblo saharaui.

APORTACIÓN A LA SOCIEDAD

Desde mi punto de vista este proyecto debe llevarse a cabo porque la infancia de todos los niños debe protegerse por encima de todo, ya que son las víctimas de todo lo que está pasando en la sociedad actual y a veces no tienen el "privilegio" de poder crecer con las mínimas necesidades, teniéndose que limitar a comer de la escasa ayuda humanitaria para adultos y de no poder conciliar bien el sueño. Los niños son lo primero, y su salud es algo que hay que cuidar por encima de todo.