Proyecto becado con 1.000 €
Llevar jóvenes a la (des)conexión

Social/Medio Ambiente

Berta

27/04/2017
1.000

Hoy en día vivimos en el mundo de la de la inmediatez, del tiempo acelerado y la necesidad de estímulos constantes. En un mundo con prisas, individualizado, donde las interacciones entre personas se van  volviendo cada vez más virtuales y donde se ha perdido el contacto con la naturaleza.

Es en este mundo es en el que están creciendo millones de jóvenes, construyéndose a partir de lo que viven y son estas experiencias las que marcan su desarrollo como personas.

 

Nuestro proyecto nace de las ganas de darle a los jóvenes la oportunidad de desarrollarse íntegramente, de que se conozcan a sí mismos y que puedan formarse como personas honestas, críticas, saludables y comprometidas con su entorno.

Para ello hemos estado trabajando todo el año con el grupo de Pioneros I del Grupo Scout San Viator, realizando diferentes dinámicas, talleres, acampadas y proyectos solidarios, como recogida de materiales para refugiados, y viendo el progreso de nuestro grupo de 20 adolescentes.

 

Ahora, con la perspectiva de cerrar este proyecto anual y con ganas de poner nuestro granito de arena para este mundo, habiendo identificado los puntos débiles de nuestros jóvenes, principalmente el uso excesivo y sin límite de las tecnologías, hemos decidido emprender un último proyecto para este año académico 2016/17: Colaborar con la Ecoaldea de Matavenero para la mejora y mantenimiento de la comunidad.

 

Matavenero es una ecoaldea surgida de una filosofía de vida sencilla, de respeto a la naturaleza y de cooperación entre individuos de todo el mundo. Es totalmente autosostenible y siempre ha agradecido la contribución de personas externas a la comunidad. A cambio de la ayuda en el cuidado de niños, en la construcción y reparación de viviendas o en la mejora de caminos, los habitantes de Matavenero ofrecen la plena integración en la comunidad, enseñando las claves de este modo de vida a todos sus visitantes.

 

De esta manera nuestro grupo de adolescentes no solo tendrá la oportunidad de desconectar, de abrir su mente, de enriquecerse y de conocer otras formas de vivir en sociedad, sino que prestará una ayuda esencial a esta comunidad, colaborando en la construcción de un modelo de vida sostenible, acorde con la naturaleza y con valores humanos.

 

Los gastos a cubrir serían el transporte a Bembibre (León) y la comida para 5 días para 24 personas, lo cual hemos estimado que será un coste total de 1.300 €.

Parte de la financiación queremos que la lleven a cabo como proyecto propio nuestro grupo de jóvenes, de modo que estimamos que necesitaremos 1.000 €.

APORTACIÓN A LA SOCIEDAD

Por un lado nuestro trabajo y el trabajo de nuestros adolescentes supondrá una importante ayuda en la comunidad de Matavenero, tanto a nivel físico, a través del esfuerzo en la construcción y perfeccionamiento de las viviendas, del entorno o de los centros comunitarios, como a nivel psicológico, por el apoyo a la comunidad, a su modo de vida y a la voluntad de expandir la filosofía del respeto a la naturaleza. Por otro lado, el impacto de esta experiencia sobre nuestros jóvenes creemos que no tiene precio a nivel educativo, el choque de este estilo de vida con sus día a día, el conocer otras formas de gestión, de convivencia, el replanteamiento de lo que verdaderamente son necesidades básicas, la vuelta a la naturaleza. Estamos seguros de que será una vivencia que les marcará como personas, acercándoles a ese modelo de ciudadano utópico, libre, crítico, íntegro y comprometido con el mundo, que perseguimos. Por último este proyecto tiene como fin el acercar a nuestro entorno un modelo de vida sencillo y sostenible. Dando a conocer el proyecto de Matavenero en nuestros círculos más cercanos y en las redes sociales, esta forma de concebir la vida se irá extendiendo, promoviendo una reflexión sobre nuestra forma de vivir y favoreciendo la aparición de una conciencia social hacia la sostenibilidad, el respeto a la naturaleza y la real convivencia en comunidad.