Proyecto becado con 1.500 €
Talking to the Monsters: el arte del videojuego

Cine/vídeo

Miguel

13/05/2017
1.500

Hay pocas manifestaciones culturales que hayan cargado con un estigma tan grande y duradero como lo han hecho – y aún hacen- los videojuegos. Y a pesar de que el desprecio manifiesto haya ido desapareciendo poco a poco, ha terminado por derivar en formas de desconsideración mucho más sutiles pero no por ello menos significativas: los videojuegos son para niños; para frikis.

Talking to the Monsters es un documental que aborda la relación entre el cine, la literatura, el deporte o artes plásticas con el mundo del videojuego. El proyecto nace de la necesidad de presentar los videojuegos como un medio artístico alternativo y complementario a otras manifestaciones culturales. Para tratar de erradicar los prejuicios que todavía pesan sobre un ámbito relativamente joven, la intención es encontrar las relaciones que se establecen entre éste y todos aquellos con los que el público pueda sentirse más familiarizado (los juegos de mesa o las películas).

Para esto se pretende elaborar un producto audiovisual sólido y atractivo, que conviva con otros formatos habituales de internet pero que sirva de acercamiento para toda aquella gente que todavía considera los videojuegos como un producto de segunda, más adecuado para el ámbito infantil o el entretenimiento más simple. El resultado se alojaría en la web correspondiente, diseñada por nosotros y con elementos emergentes e interactivos que redirijan al usuario hacia fuentes de información que amplíen los temas cualesquiera que se estén tratando. El paso siguiente, claro, sería subirlo a Youtube para que el acceso fuera más cómodo para todo el mundo.

Uno de los principales obstáculos para dos chavales gallegos aficionados al videojuego es el hecho de tener que desplazarse, como mínimo, a las dos principales ciudades del país en cuanto a relevancia en el panorama videojueguil: Madrid y Barcelona. No son baratos los billetes del tren ni la gasolina, pero tampoco las licencias pertinentes, el alquiler de parte del material técnico ni, por supuesto, el alojamiento. Tampoco el hecho de cubrir estos mismos gastos para la tercera persona que necesariamente tendrá que ayudarnos con el rodaje.

En el vídeo que encabeza la solicitud hemos explicado todo de manera más directa, pero en cualquier caso, de recibir la beca la destinaríamos de la siguiente manera. Algunos gastos son estimativos y los hemos calculado de acuerdo a diferentes webs, al final dependerán de las fechas exactas:

 

VIAJES – 360 €

Tren Madrid:  35 euros x 6 desplazamientos (tres personas ida y vuelta) = 210 €

Avión Barcelona: 25 euros x 6 desplazamientos (otro tanto de lo mismo) = 150 €

ALOJAMIENTO - 464 €

Albergue Madrid: 52 euros x 4 noches = 208 €

Habitación Barcelona: 64 euros x 4 noches= 256

LICENCIAS – 98 €

Licencia de Jamendo “Standard” para cualquier uso on-line de la música: 49 €

Licencia de Kynt “Student Edition” para la creación de la Página Web: 49 €

MATERIAL – 414 €

                Alquiler - 210 €

                Sliders para travellings con DSLR: 35 euros x 3 días = 105 €

                Óptica CANON 24mm f/3,5L II TS-E: 35 euros x 3 días = 105 €

                Compra – 204 €

                Micrófono de solapa: 20 €

                Micrófono de cañón para sonido ambiente: 25 €

                Micro solapa inalámbrico: 94 €

                Estabilizador para hombro para cámaras DSLR: 65 €

APORTACIÓN A LA SOCIEDAD

Nuestro objetivo es poner en valor los elementos formales del videojuego explorando su relación con otras disciplinas. Queremos ser capaces de realizar un producto audiovisual que resulte atractivo a los amantes de los videojuegos pero, sobre todo, a todas aquellas personas que, aún interesada por el cine, las artes gráficas o la literatura nunca se ha planteado el videojuego como una opción más a tener en cuenta; ser capaces de mostrarles todo lo que el medio puede ofrecer. Pensamos que la sola exposición de sus virtudes y sus mecanismos narrativos bastarían para convencer a mucha gente, pero presentarlas en relación a ámbitos con los que se sientan más familiarizados es la forma de “asegurarnos” el poder llegar hasta ellos. Para ser honestos, quizás todo esto sea una quimera y al final tengamos que resignarnos a que el paso del tiempo decida qué va a ser del futuro del medio: si se consolidará por fin como arte o permanecerá estancado como producto de entretenimiento. En cualquier caso nos gustaría aportar nuestro granito de arena para intentar que caiga en el lado correcto de la balanza.